ARQUITECTURA Y SALUD

¿Influye la arquitectura en la salud física y mental de las personas?

Sí, la arquitectura influye en nuestra salud. El 80% de nuestra vida la pasamos dentro de edificios, mayoritariamente nuestra propia casa, es por esto que debemos asegurarnos que estos interiores no representen un riesgo para nuestra salud a largo plazo si no todo lo contrario.

No sólo es un aspecto a tener en cuenta por el arquitecto, si no que desde otros focos profesionales demandan nuestro grado de involucración en este aspecto:

“la idea principal se centraba en la influencia que el diseño de un edificio y de una ciudad tienen sobre nuestro estilo de vida y en definitiva sobre la prevalencia de obesidad, enfermedad cardiovascular, etc…

Esto es algo quizás conocido pero, ¿qué relevancia tiene esto desde un punto de vista ético o social?

Esto nos sirve para recordar que la promoción de la salud se consigue en gran medida con acciones que son ajenas a los profesionales sanitarios. A los médicos la gente acude cuando piensan que están enfermos y la promoción de la salud se hace sobre todo con gente sana.

Esto es fundamental para hacer un análisis ético sobre quiénes son los responsables de la salud de la población: los profesionales sanitarios lo son, pero en mucha menor medida de lo que inicialmente podemos pensar… “ –  Miguel Ruiz-Canela (Profesor de universidad; farmacéutico)

Ya lo decía Beatriz Sonego (Arquitecta. Enfermera. Psicóloga Social. Magister en Salud Mental):

“Los paradigmas entrecruzan transversalmente todas las ciencias humanas, incluyendo por supuesto a la Arquitectura y a la Medicina […] Desde esta otra mirada, el cuerpo es sensible a la influencia psíquica, a sus contenidos conscientes e inconscientes. Siguiendo el eje de estos dos paradigmas, desde la concepción tecnocrática una obra de arquitectura puede fundamentarse técnica y científicamente excluyendo a quién la habitará. Puede considerar las preocupaciones ante situaciones límites como cuestiones que no entran entre sus objetos de estudio. La Arquitectura desde este paradigma está pensada para evitar toda interrogación.”

Frente a esto concluye que:

“El espacio se internaliza y si los arquitectos no nos preguntamos: ¿Cómo habita el hombre el espacio para la salud? o ¿Qué lugar tiene el dolor psíquico en la arquitectura creada para la salud? lo que se construya será solamente una estructura-ornamento que le restará a las personas derecho a existir sin vegetar, dignidad, lucidez tal vez en el fin de la vida”

Un claro ejemplo de lo anteriormente expuesto viene del el galardonado biólogo Jonas Salk (descubridor de la vacuna contra la poliomelitis): en la década de los cincuenta investigaba remedios para la poliomielitis en un oscuro laboratorio de un sótano de Pittsburgh. Ante la lentitud con que avanzaba, Salk decidió viajar a Asís, en Italia, para despejarse la mente. Allí, deambulando sin prisas entre las columnas y claustros de la medieval basílica franciscana, le invadieron intuiciones nuevas, entre ellas, la que le conduciría a su exitosa vacuna contra la poliomelitis. Salk estaba convencido de que debía su inspiración al entorno contemplativo que le rodeaba. Llegó a creer con tal intensidad en la influencia de la arquitectura en la mente que se asoció con el arquitecto Louis Kahn (1901-1974) con el objetivo de construir el Instituto Salk en La Jolla, un centro científico ideado para estimular la investigación y fomentar la creatividad.

Dentro del plano de la salud mental hay estudios que expresan la relación entre vivienda y afección a la salud mental, pobre salud mental, depresión, incidentes psiquiátricos, niveles de neurosis, entre otras patologías. Se la define como síndrome de neurosis suburbana, donde el ambiente familiar y tipo de vivienda, de edificio, incide en la salud mental, en los trastornos ansiosos.

Ya nos lo comentaron en las asignaturas de AIG1 y AIG2, la importancia del cromatismo: Una persona expuesta a un espacio de color rojo aumentará la presión sanguínea, el ritmo cardíaco, el estado de alerta, su sistema digestivo comenzará a activarse, su temperatura corporal aumentará y sus mejillas subirán el tono rojizo habitual. Lo más curioso es que también ocurrirá con los ojos tapados porque los colores no son más que una frecuencia electromagnética concreta que llega a nuestro cuerpo a través de todos los canales de percepción.

Aquí dejo una buena referencia de la relación arquitectura y salud por si queréis seguir leyendo sobre el tema (http://arquitecturasaludable.wordpress.com/) es del grupo “DinA5 Arquitectes” enuncia algunos temas importantes desde mi punto de vista:

–          ¿Por qué es mejor utilizar materiales de la misma región en que vivimos?

–          La radiestesia desde un punto de vista fisiológico

–          Seis pistas para un interior más saludable y más confortable

–          Contaminación electrostática e iones positivos

–          En qué consiste una VIVIENDA SALUDABLE y ¿cuánto cuesta?

Para concluir hablare sobre el grupo “BIOINNOVA” y lo que ellos definen como EDIFICIO ENFERMO (en el apartado TEMAS podréis encontrar más cosas interesantes) (http://www.bioinnova.es/bloque3/edificio-enfermo/ampliar.php?Id_contenido=92&v=0):

“Según recientes estudios, el 30% de las construcciones modernas españolas padecen el Síndrome del Edificio Enfermo (SEE), que la OMS define como el conjunto de molestias y enfermedades que padecen las personas que habitan un edificio originadas por la mala ventilación, la descompensación de temperaturas y humedad relativa, las malas condiciones lumínicas, el exceso de ruido, las cargas iónicas y electromagnéticas, las partículas en suspensión, los gases y vapores de origen químico…

En este sentido, el Centro Nacional de Condiciones de Trabajo (dependiente del Ministerio de Trabajo), determina en una Nota Técnica los factores más comúnmente citados como responsables del SEE, que son:

AGENTES QUÍMICOS: formaldehídos, compuestos orgánicos volátiles, polvo, fibras, CO, CO2, óxidos de nitrógeno, ozono…

AGENTES BIOLÓGICOS: bacterias, hongos, esporas, toxinas, ácaros.

AGENTES FÍSICOS: iluminación, ruido, vibraciones, ambiente térmico, humedad relativa, ventilación.

La misma Nota Técnica señala los principales síntomas derivados del SEE:

– Irritación de ojos, nariz y garganta;

– Sequedad de piel y mucosas;

– Eritema cutáneo;

– Fatiga mental, somnolencia;

– Cefaleas, vértigos;

– Mayor incidencia de infecciones de vías respiratorias altas;

– Dificultad respiratoria, jadeo, roncus, sibilancias, cuadros asma-like;

– Disfonía, tos;

– Alteraciones del gusto y del olfato;

– Náuseas.

Además de la anterior sintomatología, podemos igualmente referirnos a otras afecciones menos estudiadas y cada vez más habituales, tales como las alergias e hipersensibilidades desarrolladas ante exposiciones prolongadas a productos químicos o a campos electromagnéticos, así como la cada vez más profusa lista de incorporaciones al inventario de enfermedades profesionales.

Los factores que rodean el diseño de los edificios, tales como la calidad del aire, las condiciones térmicas, acústicas y lumínicas (luminancia, deslumbramiento, color de la luz…) son vitales en el concepto y proceso de BIOHABITABILIDAD, ya que del grado de placer y confort que tenga la persona en su hábitat dependerá su estabilidad física, mental y social.”

Debemos de ser consecuentes con nuestra futura profesión, pues no sólo se trata de hacer edificios, lo que nuestra cabeza y conocimiento idee tendrá repercusión no solo sobre el paisaje, sino sobre todo lo circundante, sobre las personas.

Tu propio relato del mito

Esta es la historia de Jane:

Jane es una reportera gráfica apasionada de su profesión, la cámara de fotos y ella son un todo, un ser único; para Jane la cámara no es un objeto de trabajo, es una prolongación de su mirada, una manera de captar lo que sus ojos ven, y eso le encanta.

Una nueva oportunidad de trabajo ha llegado al correo de Jane, una rebelión ha estallado en el otro extremo del planeta y su jefe la ha propuesto para ir a cubrir la información. Jane se muestra ilusionada, por fin podrá mostrar su visión del mundo y contar la realidad que allí se vive para que todo el mundo la conozca, por lo que no duda y acepta el trabajo.

Una vez allí Jane se dedica a fotografiarlo todo, edificios en ruinas, coches acribillados a balazos, los desplazados…………. Jane no piensa, solo inmortaliza todo lo que sus ojos ven.

Tras varios días por la zona Jane decide que es el momento de acercarse al frente, basta ya d ver lo que la revuelta ha causado, es hora de ver lo que la revuelta está causando, por lo que se monta en un todoterreno con unos compañeros de profesión y se dirigen a la acción.

Metidos en el centro del conflicto y debidamente identificados con los chalecos de periodistas se desplazan en grupo para sentirse más arropados. De repente una explosión en un edificio cercano hace que todos salgan corriendo sin dirección fija y divide al grupo, Jane se encuentra sola por lo que decide llamar por radio para que vengan a buscarla lo antes posible.

Mientras espera oye unos ruidos en un callejón, el callejón es profundo y ve unas personas al fondo, por lo que coge su cámara para usar el zoom y ver de qué se trata; al fondo de ese callejón ve a unos hombres armados increpando a otras personas, ella no lo duda ni un momento y empieza a capturar el instante con su cámara. Las cosas empeoran y estos hombres apuntan con sus armas al resto, los encañonan; Jane se queda asombrada, está a punto de inmortalizar un instante único, una de esas instantáneas que la pueden lanzar a la fama y hacer que gane algún que otro premio de prestigio; pero por otro lado se trata de vidas humanas, si ella actuase quizás podría impedirlo………….pero ella espera pacientemente y saca la foto de la masacre.

De vuelta a su vida esa imagen la atormenta y no la deja vivir, esa decisión la marcó profundamente.

Es una decisión dura y aquí termino la historia, que cada uno decida qué haría en la situación de Jane. Lo que yo saco en claro es que cada uno deberíamos tomar la decisión que nos haga sentirnos bien con nosotros mismos; unos sacarían la foto a modo de denuncia y sería una decisión acertada, otros impedirían esa foto porque se lo dice su “voz interior”, ambas decisiones son correctas si puedes asumirlas.

Pues bien, la “moraleja” de esta historia es que cada uno es esclavo de sus decisiones y debe de tomarlas en función de lo que él crea, hay que actuar con honestidad hacia uno mismo. Trabaja con lo que te sientas cómodo y siempre podrás hacer lo mejor.

P.D.: gracias a Víctor por el apoyo de video; le leí esta historia y me dijo que había un corto sobre ello; muchas gracias.

Escritos 4/2/2014

La charla propuesta en clase era esta: “Hacia una teoría de la práctica, y al revés” http://colabores.net/2014/02/03/hacia-una-teoria-de-la-practica-y-al-reves/

Entrando en un breve resumen de lo dicho por Edwin Gardner en el texto “Architecture left to its own devices” partimos de la antigüedad de los gremios (que transmitían los rituales y reglas de un arte antiguo de maestro a aprendiz) en la que la verdad profesional estaba determinada por ellos, con la aparición de catálogos con precedentes y reglas para trabajar; más tarde apareció el manifiesto, donde la arquitectura pasó de ser legitimizada por la tradición a serlo por las nuevas ideologías (apareciendo los –ismos), produciéndose el conflicto:

TRADICIÓN (te dice cómo hacer la arquitectura) VS IDEOLOGÍA (te dice cómo hacer arquitectura según los –ismos).

Pero, ¿por qué alguien tiene que decir cómo tenemos que hacer arquitectura? Es cierto que es necesario conocer “de dónde vienes” para saber “a dónde vas o quieres llegar”, conocer la historia para enriquecerte mentalmente y tenerla como referencia, no como práctica; y es aquí donde pasamos al intento de universalizar la arquitectura, la Legitimización Universal.

Las razones expuestas en el texto me parecen correctas, pero la que me ha llamado muchísimo la atención, más me hace reflexionar y tener una posición crítica es la segunda: los arquitectos nos quedamos anclados en la tradición reflexiva, el resto inventa nuevas profesiones que cambian el objeto de los encargos, el arquitecto se queda reflexionando: “¿Quién debería ser yo?”; opino que cada uno deberíamos tener nuestro propio concepto como arquitectos de lo que deberíamos ser, y para explicar esto nombraré a Alberti, que en su tratado quiere alejar al arquitecto del trabajo manual (práctica) y reforzar su trabajo mental (teoría) de ideación mediante el diseño (dibujo) e introduce la especialización en 2 términos:

–      Objeto: puentes, casas, edificios, muebles…

–      Herramientas: cálculo, organigramas, geometría…

Frente a esta especialización yo me quedaría con la segunda; en la primera te especializas en algo en lo cual buscas las herramientas para desarrollarlo; en la segunda (y teniendo en cuenta la charla de la semana pasada) al especializarte en una o varias herramientas puedes buscar la aplicación de estas en varios objetos, lo que estuvimos hablando la semana pasada, una forma de innovación, extrapolando tus herramientas a todos los objetos y viendo como modificarlos, INNOVANDO.

Volviendo al debate TEORIA VS PRACTICA, IDEOLOGIA VS TRADICION creo que (como ya he expresado antes) la tradición es una herramienta que puedes utilizar (que puedes NO, QUE DEBES) para tener un conocimiento amplio de lo que se ha venido haciendo, y tú aplicar ese conocimiento, esa herramienta en lo que tú quieres expresar; escribiendo esto me ha venido a la mente un ejemplo de cómo sabiendo la tradición (práctica) usas esa herramienta con el fin de materializar algo, replanteando la tradición, y estos ejemplos son de Rafael Moneo:

–      Edificio del Museo nacional de Arte Romano (http://artetorreherberos.blogspot.com.es/2010/11/el-museo-nacional-de-arte-romano-de.html)

–      Catedral de Nuestra Señora de los Ángeles (http://moleskinearquitectonico.blogspot.com.es/2009/06/rafael-moneo-catedral-de-los-angeles.html)

Me gustaría orientar mi carrera profesional en dedicarme a diseñar “objetos” (ya sean casa, edificios, mobiliario…) funcionales y atemporales, y me explico: si fuese una casa (como es el tema del curso) trataría de hacerla “habitable”, que es lo primordial de una casa; no hacer una casa “de revista”, una casa que sea lo más confortable posible (que es de lo que se trata), y que esta derive en lo que tenga que derivar estéticamente; en resumen, primar la funcionalidad de las cosas (casa, muebles, edificios…); mezclar funcionalidad+atemporalidad+tradición. Uno de los muchos arquitectos que para mí son una referencia en cuanto a lo que yo quiero llegar a ser es (salvando las distancias) Toyo Ito: mezclando exquisitamente atemporalidad, funcionalidad y tradición arquitetónica.

Y esto señores es lo que me gustaría conseguir.

 

P.D.: me ha llamado profundamente la atención la referencia a la heurística 2, mirad el  “efecto DunningKruger”  (http://jesusgonzalezfonseca.blogspot.com.es/2010/07/autoestima-y-estupidez-el-efecto.html) es muy interesante.

Reflexiones: Juan, Paquita y Agustín

El texto que leímos en clase (http://colabores.net/2014/01/31/juan-paquita-y-agustin-tres-recorridos-profesionales-en-la-nueva-economia/) me ha hecho pensar en algo que creía que vendría solo, y me he dado cuenta de que no, que hay que tenerlo en cuenta desde ya.

“La historia de Juan, Paquita y Agustín” nos muestra 3 maneras de enfrentarte a la vida laboral, a la vida post-universidad; desde mi punto de vista hay varias formas más de afrontarla (tantas como personas, puesto que cada uno tendremos nuestro propio camino que recorrer), pero estás 3 reflejan lo que la inmensa mayoría de individuos cree  que va a ser su futuro, y sobre esta metáfora del “camino” voy a expresarme:

–          En el caso de Juan opta por así decirlo por la “vía recta”, él elije una trayectoria recta de camino de la cual no quiere salirse; desde mi punto de vista (y por desgracia) este es el camino que la mayoría de personas tiene pensado: ¿Para qué trabajar de otra cosa cuando he usado gran parte de mi vida en prepararme para algo concreto?; pues bien, creo que el concepto de “camino recto” está equivocado, la vida nunca es una línea recta, es más, creo que es lo más enrevesada posible y de nosotros depende encontrar nuestro camino e intentar hacerlo lo más recto posible; hay que tener siempre un “plan B” por lo que pueda pasar y no estancarnos, SIEMPRE HAY QUE SEGUIR AVANZANDO!!!!

–          El caso de Juanita es un buen ejemplo de tener un “plan B”, bueno, un plan B y uno C, otro D……aunque tenga que depender de herramientas en manos de otros. Juanita diversifica sus opciones y así si le falla una siempre tendrá otra opción u opciones por las que continuar avanzando, siempre en movimiento, nunca estática.

–          El caso de Agustín es el que más me ha gustado, es lo que yo definiría dentro de esta metáfora como “el creador de caminos rectos”; Agustín llegó a un encrucijada de caminos y uno de esos ramales le llamó la atención, quizás era el más retorcido pero su compromiso e innovación le llevó a coger ese camino y con trabajo convertirlo en un camino recto, llegando incluso a ser un referente de toda la gente que compartía su viaje. Él ha conseguido la autosuficiencia.

En el aspecto personal a mí me gustaría ser una mezcla entre todos, y me explico: de Juan me gustaría tener la decisión que tiene él de saber a dónde quiero o me gustaría llegar, tener una meta (aunque se consiga o no); de Paquita me gustaría tener ese dinamismo que ella tiene, ese poder elegir entre una gran variedad de cosas; y por último ( y no menos importante) me encantaría tener ese “don” que tiene Agustín, encontrar algo que realmente se me dé bien para poder profundizar en ello, mejorarlo y poder compartirlo con el resto; desde mi punto de vista creo que esto sería lo que cada uno de nosotros debería hacer.

¿Qué si somos innovadores? Franca y rotundamente SI, todos y cada uno de nosotros llevamos un innovador dentro, unos lo tienes más activo que otros y dentro de estos hay quienes lo tienen a gran escala y otros a pequeña, pero repito: TODOS Y CADA UNO DE NOSTROS SOMOS INNOVADORES, aunque creamos que no; si te paras a pensarlo detenidamente innovamos en el día a día, casi a diario, sin darnos cuenta.

Respecto a la cita de  Michel Bauwens: “¿Qué significa esto en la práctica? Tenemos que encontrar un bien común para producir en comunidad con nuestros pares, en la que podamos involucrarnos significativa y apasionadamente usando nuestras habilidades. A través de nuestra contribución a este procomún también nos ganamos nuestra posición social: capital social que se genera a través del reconocimiento, capital educacional que crece con el involucrarnos en el proyecto; capital relacional que emerge de nuestra integración en una comunidad con propósito.”

Creo que esta debería ser nuestra meta en la vida, encontrar algo que nos apasione y que se nos dé bien (ya sea por esfuerzo y tenacidad o por algo innato), y en comunidad, con la gente que comparte tus mismas inquietudes y habilidades tratar de mejorarlo y ponerlo al servicio de todas las personas, al bien común.

Yo por mi parte estoy en ello, en la búsqueda de qué puedo hacer yo por el resto sin preguntarme que puede hacer el resto por mí, eso ya vendrá, y desde aquí mi más firme compromiso de tratar de encontrarlo; ¿y tú?……………………….¿estás en ello?…………¿a qué esperas?

 

Rafael Candel Ballesteros